Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Conferencia Episcopal se pronuncia sobre separación de tres curas panameños

El Comité Permanente de la CEP reitera las palabras del Santo Padre al señalar que la Iglesia Católica ha perdurado por más de 2000 años y perdurará, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, porque es un proyecto de Dios.

Por: Redacción / Web -

La Conferencia Episcopal Panameña (CEP), se pronunció este domingo sobre la separación de tres curas panameños, luego de ser vinculados a una escandalosa conducta sexual denunciada y captada en video por un joven venezolano.

El Comité Permanente de la CEP, emitió un comunicado que colgó en su página y en redes sociales mediante el cual reitera las palabras del Santo Padre al señalar que la Iglesia Católica ha perdurado por más de 2000 años y perdurará, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, porque es un proyecto de Dios.

Por estos hechos denunciados el pasado viernes fueron suspendidos los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid.

LEE TAMBIÉN: Tres curas panameño separados por video porno con venezolano

En el documento la CEP sustenta:

Ante los dolorosos y escandalosos acontecimientos en los que se han visto involucrados sacerdotes, reitera las palabras del Santo Padre al señalar que la Iglesia Católica ha perdurado por más de 2000 años y perdurará, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, porque es un proyecto de Dios.

Nuestra Iglesia es Santa porque ha sido instituida por Jesucristo; y pecadora, porque está formada por hombres y mujeres pecadores. En la historia del cristianismo y de la Iglesia Católica, “con tantos pecados, tantos escándalos no colapsó, porque Dios está ahí. Somos pecadores, y aun con frecuencia damos escándalo. Pero Dios está con nosotros”, nos ha recordado recientemente el Papa Francisco, sustentan.

Un respuesta reparadora ante estos hechos dolorosos por la fragilidad humana, es la oración a Dios, quien establece el camino de gracia que nos preserva de los peligros reales del pecado y de los ataques del maligno.

Como parte de la tradición cristiana, dedicamos el día jueves a la oración por las almas sacerdotales, recordando que fue el día en que Cristo instituyó los sacramentos del orden sacerdotal y la Eucaristía. Por ello, pedimos que en los próximos jueves en todas las parroquias del país y en las reuniones de grupos y movimientos eclesiales, dediquemos con mayor fervor una jornada de oración por la santificación de los sacerdotes y en reparación por estos graves pecados que hieren la credibilidad de muchos y debilita su fe.

Igualmente, invitamos a que se eleven oraciones por las vocaciones a la vida consagrada, para que Dios les permita hacer un proceso de discernimiento de cara a la realidad y para que su alma siempre sea preservada del mal.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content